NITE, NITE!

FOTOS ©blamag

FOTOS ©blamag

Si eres mamá primeriza seguro ya habrás escuchado o leído mil y un consejos, pero lo primero que tendrás que recordar es que cada bebé es diferente y cada familia también, así que no te agobies si las cosas no salen como "deberían", en este asunto de la maternidad no hay una sola forma de hacer las cosas, tú encontrarás la que funcione para ti ;) sin embargo si existen algunas constantes en cuanto a los pequeños que tomadas en cuenta te facilitarán las cosas, como por ejemplo establecer una rutina a la hora de dormir. 

Saber lo que va a pasar da seguridad a los pequeños, relajándolos y haciendo ciertas actividades como la hora de dormir más fáciles, pues la transición se hará de manera tranquila y de común acuerdo; créeme no tendrás que batallar con tener que convencer a nadie de que es hora de dormir, pues en cuanto la rutina empieza ellos anticipan lo que vendrá después.

La rutina puede incluir tantos o tan pocos pasos como tu quieras, y adecuarse según la edad de tu bebé y sus actividades, la clave estará en la constancia y se recomienda establecerla lo más pronto posible.

Algunas de las actividades más comunes incluidas en las rutinas para ir a dormir de los más pequeñitos incluirán un juego tranquilo, un baño, un masaje, un libro o una canción y una toma de leche, y podrás ir haciendo pequeñas modificaciones conforme va creciendo. 

El baño y el masaje antes de dormir son ideales para los bebés, pues además de relajar, fortaleces el vínculo emocional con tu bebé, creando ese momento de "apapacho", con lo que dormirá aún mejor ;)

Si además de relajar y apapachar a tu bebé con el masaje, quieres cuidar su piel, te recomiendo AVEENO® Baby Nighttime Balm, un bálsamo ideal para la hora de dormir, su consistencia es perfecta para el masaje y además mantendrá su piel humectada, protegiendo de la resequedad con su ingrediente activo, avena, que ayuda a restaurar el ph normal de la piel contribuyendo a mantener la barrera natural de humedad. Claro que los más grandecitos querrán ponérselo ellos solos ;p (y el masaje viene después jaja)

COMO DAR UN MASAJE A TU BEBÉ

Existen varias técnicas para dar masaje pero aquí te explico las más sencillas y recomendables; después del baño, y una vez que tenga su pañal (para evitar accidentes jaja) recuesta a tu peque sobre una superficie estable, pon una pequeña cantidad de AVEENO® Baby Nighttime Balm en tus manos y comienza:

Carita: usa las yemas de los dedos y pásalas por sus cejas de adentro hacia afuera, después da masaje a sus mejillas en forma circular desde la barbilla hasta las orejas.
Pecho: usando tus dedos acacia suavemente de manera descendente y del centro hacia afuera.
Brazos: Levántalos y pasa tus dedos de la axila hacia abajo.
Pancita: Usa las yemas de tus dedos con movimientos circulares del ombligo hacia afuera.

Piernas: Desliza tus dedos de arriba hacia abajo, desde los muslos hasta las rodillas, y en las pantorrillas puedes dar un masaje de rodamiento, colocando la pantorrilla entre tus manos y haciéndola girar suavemente (como molinillo para el chocolate ;))
Pies: Usando tus pulgares ve desde el talon hasta los dedos.
Espalda: Con las yemas de los dedos haz pequeños círculos de adentro hacia afuera. Evita la columna vertebral, pues podrías lastimarlo. 

Y tú, ¿tienes alguna rutina a la hora de dormir a tu bebé?


Fuente:
Su Laurent. Peter Reader. Tu bebé mes a mes. (2010)  Grupo Editorial Norma. Bogotá, Colombia.
El bebé. Manual del usuario. (2009) Editorial Leto. México.


Aneikabebe, dormir, masaje, rutina, MAMAComment