LA MAGIA... DE UNA SONRISA

FOTO VÍA PINTEREST

FOTO VÍA PINTEREST

En la vida, muchas veces pasamos tanto tiempo pensando en nosotros mismos que podemos llegar a olvidarnos de la gente que está a nuestro alrededor, de cómo están, cómo se sienten, qué está pasando en su vida; pero en algún momento habías pensado que lo que nos rodea influye enormemente en nosotros, en nuestro estado de ánimo, en cómo vemos y vivimos la vida. Y mejor aún, si en quienes nos rodean vemos un rostro triste, indiferencia ante la vida, desmotivación o desinterés ante alguna situación... ¿sabías que tú eres capaz de ayudar a transformar su rostro con una sonrisa que será el principio para que vea la vida de una mejor forma?

Todo el tiempo hay gente que cruza en nuestro camino y quizás en algunas ocasiones sea en momentos triviales o que pienses irrelevantes, en donde simplemente podrías dejarla pasar de largo, pero qué pasaría si aunque sea alguien que simplemente viste en un autobús, o con quien atravesaste una calle, o que estaba en la misma línea del súper que tú, le recuerdes lo valiosa que es, le des una palabra de aliento, compartas un gesto positivo, le muestres una sonrisa. No sabemos los sentimientos o emociones que tenga esa persona dentro de sí, o por las situaciones que está pasando, pero te aseguro que ante lo que hagas, si estaba triste o pasando por un momento difícil, en ese instante le harás sonreír; si está feliz lograrás en ella una mayor sonrisa que te transmitirá a ti y a quienes estén a su alrededor más energía positiva, y al final del día, el que hayas decidido no ignorarla habrá hecho la diferencia y ese momento seguro trascenderá para su vida y la tuya.

Y ahora ni qué decir de tu familia o de aquellas personas que un día cruzaron por tu camino y que ahora puedes llamar amigos, a todos ellos también date el tiempo de recordarles sus cualidades, el valor que tiene que sean parte de tu vida, lo trascendental que es lo que hacen, lo que sientes por ellos, en momentos tanto felices como duros comparte con ellos una sonrisa, te aseguro que aunque creemos que ellos saben lo que pensamos de ellos y no es necesario recordárselos, el que algunas ocasiones lo hagas les llenará el corazón tanto a ellos como a ti.

Una palabra, un gesto, una acción... son herramientas poderosas para hacer sonreír a la gente, así que aprovéchalas, sonríe, haz que quienes están cerca de ti sonrían, nunca pierdas la capacidad de sonreír y crear sonrisas, porque ahí hay magia.