MARISE MAAS

De estilo figurativo y desde mi personal punto de vista, narrativa onírica, las pinturas de Marise Maas encuentran su inspiración en lo banal, en la vida diaria.

Centrando su atención en lo mundano, en esos objetos ordinarios que cobran importancia en el estilo naïve de sus pinturas es que se esconden historias más profundas, que parecieran casi diagramas de un sueño.

Si bien de estilo sencillo, su trabajo pareciera planeado y pulcro, realzando objetos en grandes espacios y con paletas de color sencillas que te enlazan a un aspecto minimal, y es sólo prestando atención en los detalles que notas como su pintura se conforma también de elementos que han sido considerados errores en algún momento del proceso artístico pero que finalmente al formar parte de este proceso han cobrado importancia tal que permanecen como parte de la obra. Sus lienzos son casi cuadernos de bocetos que van llenándose de elementos ordinarios que han llamado la atención de la artista hasta ocupar un lugar estéticamente perfecto dentro de su obra.