NUESTRA NIÑA INTERIOR

©blamag

©blamag

Una frase muy popular es que todos aún siendo adultos llevamos un niño dentro, pero creo que eso se nos olvida fácilmente, o dejamos que las actividades de nuestra vida adulta desplacen a nuestro niño interior, terminando éste en un profundo rincón que después ni como sacarlo...

Y ser niña es una cuestión de actitud, de fuerza mental y emocional, de la forma en que se ve, piensa y vive la vida; porque siendo niñas la vida la percibimos de otra forma, quizás muchas de las situaciones que se presentan en ella son nuevas o no logramos comprenderlas del todo, pero las afrontamos con una sonrisa; los temas que ahora vemos complejos antes nos parecían simples y fáciles de vivir; las alegrías las multiplicábamos, el asombro y la magia eran nuestros cómplices, los sueños nos emocionaban y alentaban a ser quienes somos y en quienes deseábamos convertirnos cuando grandes, los pequeños detalles de la vida nos hacían sentir plenas... así que cuando empecemos a sentir que la vida es dura o complicada, que hacer realidad nuestros sueños se ve lejano, que ser felices parece imposible... piensa en ti cuando eras niña y qué significaba para ti la vida!