LA MAGIA... DE NUESTRA BELLEZA INTERIOR

©blamag

©blamag

Vivimos en una sociedad donde el cómo nos vemos es determinante para que los demás opinen respecto a cómo somos, donde la frase “como te ven, te tratan” tiene tanta fuerza y el interior de las personas ha sido desplazado por cánones de belleza establecidos.

Y es extraño y triste que creamos que eso nos define como personas, porque finalmente nuestro físico no depende completamente de nosotras, si bien podemos hacer ejercicio o comer ciertos alimentos para estar saludables, esto no garantizará que nos veamos de una u otra forma, y es que nuestro aspecto físico va más allá de ello, incluyendo factores hereditarios, genéticos o cuestiones un tanto fortuitas que no somos capaces de controlar, sin embargo, lo que si depende solo de nosotras es nuestro  interior, lo que somos, lo que sentimos, lo que pensamos, lo que hacemos.

Los estándares de belleza exterior son banales y efímeros, así que reflexionemos y demos el lugar que merece a nuestra belleza interior y la de los demás, porque antes de juzgar o crear conceptos de la gente con base en lo que vemos, siempre será más valioso el escucharle y saber qué lleva dentro de si; así que, día con día dediquemos tiempo a estar bien en alma, mente y corazón; a tener la fuerza mental y emocional para que esa sea la que nos guíe y nos haga seres humanos valiosos, ya que lo que traemos dentro de nosotras es lo que nos define, lo que nos hace mujeres únicas, lo que nos hará trascender en nuestra vida y en la de los demás, seamos bellas en esencia; porque esa belleza que surge desde dentro es más fuerte y eterna.