EVITA EL "MAL DEL PUERCO"

FOTO VÍA PINTEREST

FOTO VÍA PINTEREST

¿Te ha pasado que después de comer, principalmente cuando lo haces en exceso, empiezas a sentir pesadez y un sueño incontrolable o lo que comúnmente en México llamamos “mal del puerco”?

Esta baja energética se debe a que durante la digestión, la sangre se dirige a los vasos que irrigan al estómago e intestinos para absorber los nutrientes y desechar lo demás, de manera que el flujo sanguíneo al cerebro disminuye y si aunado a este proceso digestivo, consideras que comiste en abundancia o que incluiste grasas, azúcares o carbohidratos, aumentarás la presencia de algunos inductores naturales del sueño.

Esta sensación puede durar desde cinco minutos hasta dos horas, lo cual pueda significarte alguna afectación en tus actividades, ya que si estás en el trabajo o tienes que realizar alguna actividad, seguramente lo que menos quieres es estar en movimiento, así que para evitar que este mal nos ataque, aquí te tengo algunas recomendaciones:

  1. Realiza varias comidas al día. De esta forma todas tus comidas estarán equilibradas y serán moderadas, y así no realizarás ninguna comida tan fuerte y pesada para tu organismo.
  2. Evita ingerir en exceso alimentos con alto contenido de grasa, azúcares y carbohidratos.
  3. No comas rápido. Dedica un tiempo específico a comer sin presiones, ya que si comes rápido no dejas que tu cuerpo identifique que ya estás satisfecha y se tiende a comer más.
  4. Toma un té. Algunos tés que ayudan a la digestión son: manzanilla, cilantro, menta, rojo o verde.
  5. Realiza alguna actividad física. Tan solo una caminata de 10 minutos podrá ayudarte a acelerar la digestión y oxigenar tu cerebro.
  6. Ingiere agua natural. Esto es recomendable durante todo el día, pero también si hiciste una comida muy fuerte te ayudará a acelerar la digestión o si después de la comida ya te está dando sueño, te ayudará a mantenerte despierta.
  7. Duerme bien. Si durante la noche tienes un buen descanso, será mucho menor la probabilidad de que en el día te sientas cansado o con sueño.