ESE ES PAPÁ

MI PAPÁ Y YO

MI PAPÁ Y YO

Papá es ese ser que lo es todo para un hijo, y es que si bien la forma en que un hombre vive la experiencia de tener un hijo es distinta a una mujer, creo que el hombre da el equilibrio perfecto para esa relación entre los tres.

Y es que la figura de un padre cada hombre la representa a su manera, existen los que desde que se enteran que serán padres el nervio los invade, los que desbordan su amor en cuidados para la mamá y bebé desde el vientre, los que son ese soporte emocional para la mamá en todo momento, los que son ejemplo para sus hijos desde pequeños, los que son compañeros de juegos y aventuras, los que tienen una combinación de dureza con bondad que los hace únicos, los que siempre tendrán las palabras correctas o los que te dirán “pregúntale a tu mamá”, jaja; los que son héroes; los que son símbolo de fortaleza; para los que no hay imposibles; los que se convierten en electricistas, plomeros, carpinteros y más con un sencillo “yo lo arreglo” ante cualquier desperfecto en el hogar; los que te transmiten confianza y tranquilidad ante cualquier nuevo reto en tu vida como desde que te enseñaron a andar en bicicleta, o que al enseñarte a manejar les ganó el nervio y te dejaron algún trauma, jaja; los papás celosos con sus hijas; los papás exigentes, los papás solapadores, los papás divertidos, los papás serios, los papás enojones, los papás que están y los que nunca están. Y hoy hay que celebrar a esos padres que siempre están, a los que quizás no tengan la mejor relación con sus hijos por ser tan distintos o tan iguales, pero que a un lado o a la distancia “están”, los que por circunstancias de vida asumen el rol completo de crianza, educación, ejemplo y amor para con sus hijos afrontando el reto y siendo capaces de dar lo mejor de sí para ellos; los que aún sin llevar la misma sangre, son padres de vida; los que ante el papel que asumieron como padres, su necesidad de ser pilar y protección de su familia muchas veces están pero otras tantas están ausentes, pero que a su manera “siempre están”, los que son ejemplo, compañeros, oídos, amor para sus hijos, es de quienes hoy debemos celebrar su existencia en nuestras vidas.

Mi papá me enseñó que en cuestiones de fútbol él no sabía mucho porque le va al América, jaja, así que por eso elegí irle al Cruz Azul; que una de las cosas que más se disfrutan en esta vida es comer y por eso hay que hacerlo despacio :P;  que los Rolling Stones y Bob Dylan siempre deben estar en tu lista de reproducciones; que ante los momentos duros de la vida uno debe conservar la calma, tener una sonrisa y un abrazo para los suyos y que el amor es la clave de todo. Feliz día a esos grandes hombres que son ejemplo de vida. Feliz día papá!