NUTRE TU CUERPO: ESPINACA

©blamag

©blamag

Desde nuestra infancia Popeye nos enseñó que las espinacas le daban toda la fuerza y energía para enfrentar cualquier situación; y quizás nuestras mamás usaban este argumento de que debíamos comer espinacas para crecer sanos y fuertes. Y si bien, quizás la versión de Popeye es exagerada, esta verdura contiene gran cantidad de nutrientes que sin duda nos ayudarán a tener una alimentación saludable y traerán beneficios a nuestro organismo.

Las espinacas están compuestas principalmente de agua; contienen vitaminas A, C, E, K, B1, B2, B3, B6 y ácido fólico, minerales, (calcio, hierro, potasio, magnesio, fósforo,  sodio, manganeso, yodo), fibra principalmente en sus tallos, antioxidantes como flavonoides, beta-caroteno, luteína, zeaxantina, neoxantina; ácidos grasos Omega-3; proteínas, además su contenido de grasas es muy bajo y aportan pocas calorías.

Y estos son algunos de sus principales beneficios:

©blamag

©blamag

  • Ayuda a la vista, previene degeneración macular y protege de cataratas.

  • Protege el sistema inmunológico. 

  • Fortifica los huesos.

  • Aumenta la fuerza muscular.

  • Regula el tránsito intestinal.

  • Reduce riesgo de enfermedades cardiovasculares.

  • Regula la presión arterial.

  • Previene úlceras gástricas.

  • Reduce riesgo de Alzheimer.

  • Previene y combate el cáncer.

  • Reduce la inflamación.

  • Ayuda a la salud de uñas, piel, cabello y dientes.

  • Evita la osteoporosis.

  • Disminuye riesgo de aterosclerosis.

  • Mejora la calidad y traslado de la sangre.

Aquí algunas recetas deliciosas para que incluyas espinacas en tu alimentación: 

Rollitos de espinaca y pollo (receta en inglés)

Bolitas de espinaca

Ensalada de espinaca con aguacate y fresas (receta en inglés)

Crema de espinacas

Rollo de salmón y espinacas

Lasaña de espinacas

Quiche de espinacas

Muffins de espinaca con queso (receta en inglés)

Sándwich de hongos portobello

Jugo verde