10 VENTAJAS DE VIVIR SOLA

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

Hace justo 3 años comencé a vivir sola (wow, se fue tan rápido!!!). Antes de hacerlo, era una idea que me entusiasmaba y me hacía pensar en que este paso era importante para ser independiente, adquirir mayores responsabilidades y enfrentar nuevos retos.

Hoy tras este tiempo, quiero compartirte algunas de las que considero ventajas de vivir sola:

TU TIEMPO: cuando vives con alguien más, en mayor o menor medida tus horarios se ajustan a los suyos porque debe haber un respeto mutuo en los tiempos de los demás, sin embargo, al vivir sola tú eliges cómo usas tu tiempo, si un día quieres desvelarte porque organizaste una reunión con amigos, si otro día madrugaste y te pondrás a hacer ejercicio escuchando música, si un sábado preferiste levantarte hasta el mediodía y a esa hora desayunar, en fin, el tiempo es tuyo, y tú libre y responsablemente sabrás cómo aprovecharlo mejor.

TU ESPACIO: viviendo sola, cada rincón de tu casa es para ti y puedes usarlo en el momento que así lo deseas, tu baño estará disponible para el momento en que quieras darte un regaderazo, tu sillón estará dispuesto a que eches flojera en él cuando tú quieras. Y así tu departamento será ese espacio donde podrás soltarte a llorar un día que andes depre, cantar a todo volumen cuando andes inspirada, dolida o enamorada; cuando simplemente necesites tranquilidad el silencio será tu mejor aliado, e incluso se convertirá en el lugar donde aprenderás que la soledad se puede disfrutar. Será ese único espacio donde puedes ser y hacer lo que desees según tu estado de ánimo, ese espacio donde podrás hacer cosas raras, chistosas o experimentales sin otros observando, será el espacio donde seas tú y lo disfrutes.

TU DECORACIÓN: cuando vives en casa de tus papás quizás al momento de decorar tu cuarto tu mamá te pregunta “¿te gusta este tapiz o este otro?” y hasta ahí llega tu poder de decisión en la decoración. Cuando ya estás en tu espacio, puedes elegir cada detalle en su decoración, o si en algún momento quieres reacomodar algún mueble, redecorar alguna habitación o ahora colocar algún nuevo detalle, la elección es solo tuya (a menos que el dueño del lugar te ponga algunas limitantes, jaja).

TUS ACTIVIDADES: cuando vivimos en casa de nuestros papás y pasamos muchos ratos de convivencia de repente la elección del programa de TV que veremos no lo elegimos solo nosotras, cuando un sábado por la mañana tu mamá dice que es día de hacer quehacer nos ajustamos para hacer en ese horario lo que nos corresponde de quehaceres, o si sólo hay un baño en casa y se asignan turnos para que puedas bañarte te tienes que alinear a ellos... y así, en diversas actividades tendemos a acoplarnos a las de los demás; pero ahora viviendo sola, tú podrás elegir cuándo es momento de hacer quehacer, qué programa verás en la televisión, cuando quieras escuchar música y de qué tipo, o cuando quieres silencio porque te pondrás a trabajar o a leer también solo depende de ti, así que tú eliges las actividades que realizas.

TUS COSAS: cuando vives con un rommie, lo que guardas en el refri o la alacena, tu detergente para lavar tu ropa, tus cosas personales tienen una probabilidad de ser utilizadas sin tu autorización, así que viviendo sola no tienes que preocuparte por esto,  no tienes que esconder nada, enojarte porque tomaron “prestado” algo, tener que guardar todo bajo llave o recordarle a tu roomie frecuentemente que respete tus cosas, porque aquí tooooooodo es tuyo y si algo falta, está sucio o se acabó, la única que puede ser la causante eres tú, jaja.

TU ESTILO: Después de un día pesado de trabajo puedes quitarte la ropa de oficina y andar fresca por todo el depa; o qué tal esa sensación única y liberadora que para nosotras las mujeres es decirle adiós al brasier, jaja, lo puedes hacer y andar a gusto en casa; o cuando un fin de semana queremos andar todo el día en pijama o con la ropa más cómoda para pasar un día relajada, en tu espacio tú eliges tu estilo ;)

TU PRESUPUESTO: si cuando vivías con tus papás en lo que menos pensabas era cómo administrar tus finanzas, te tengo noticias... ahora al vivir sola necesitarás poner en práctica todo lo que sepas del tema, ya que el dinero que ganamos, debemos organizarlo y distribuirlo muy bien para todos los gastos que surgen de vivir solas y además esperando nos alcance para consentirnos o de vez en cuando darnos un lujito; así que incluso sin darte cuenta comenzarás a priorizar cuando se trata de dinero. Si sientes que sabes poco de temas financieros, lo mejor es asesorarte, investigar formas de ahorro y aprender cuanto más puedas para que tu presupuesto se estire lo suficiente!

TU LIBERTAD: vivir sola te dará independencia, te dará todo el poder sobre ti y lo que eliges hacer, pero también con ésta adquirirás responsabilidades y deberás asumir obligaciones. Para que ante la emoción de vivir solas esa libertad no nos haga perder el control, será importante que tengas momentos de introspección, de planeación, de enfocarte y ponerte los límites y las metas que te lleven a vivir ésta como una de tus mejores experiencias.

TU PODER: darte cuenta que aunque quizás en casa de tus papás podrías estar cómodamente viviendo sin preocuparte por pagar renta, agua, luz, gas, internet, cable, comida, etc, por pensar qué comerás cada día, por dar mantenimiento y aseo a todo... has elegido ser la responsable de lo que eres, lo que tienes y lo que consigues, así que quizás aunque al principio puedas desbalancearte, con el paso del tiempo tomarás el paso y no habrá mayor satisfacción que darte cuenta de que tú misma puedes pagar por tus cosas, ocuparte de ti y del lugar en el que vives, de que tú sola logras estar donde eliges estar, que tienes lo que deseas tener y que obtienes todo lo que te propones.

TU PERSONA: no hay mejor forma de conocerte mejor que estando solo contigo, y así de pronto viviendo solas nos damos cuenta de lo increíble que nos la podemos pasar con nosotras mismas, de lo divertidas, responsables, optimistas que podemos ser, de las cosas que nos hacen enojar, de lo que nos motiva, lo que nos hace llorar, lo que disfrutamos y lo que queremos. Todos esos momentos que pasemos con nosotras mismas nos darán la oportunidad de autoconocernos, explorar nuestras emociones y ajustar todo lo que nos gustaría cambiar o mejorar, así que a aprovecharlo! 

Y sí, vivir sola es toda una aventura en la que la protagonista eres tú, las satisfacciones, el autoconocimiento y el crecimiento que alcanzarás es indescriptible, así que no hay nada que perder y mucho que disfrutar.

Y tú, ¿te sientes lista para vivir sola? O si ya vives sola, ¿compartes opinión conmigo o qué otras ventajas has encontrado tú? Me encantará escuchar sus experiencias y comentarios ;)