SIMPLEMENTE AGUA

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

Los seres humanos somos 70% agua, el cerebro, los músculos, la sangre están conformados en buena medida de agua, y gracias a este poderoso líquido podemos transportar en todo nuestro organismo nutrientes y oxígeno que son indispensables para vivir, por todo ello la importancia de que tomemos agua todos los días.

Si después del oxígeno, lo más importante para que vivamos es el agua, debemos tomar consciencia de lo primordial que debe ser para nosotras mantener un buen consumo de agua, porque si durante nuestro día perderemos al menos un par de litros entre orina, sudor y respiración, aunado al hecho de que con la edad nuestras células se deshidratan, es fundamental reponerla para que no tengamos alguna deshidratación o no suframos de deshidratación crónica porque nunca estamos bebiendo suficiente agua.

Para quienes en ocasiones nos olvidamos de ese constante consumo de agua en el día, seguramente ahora nos caerá el veinte de haber tenido algunos de los síntomas de deshidratación, tales como cansancio, pérdida de memoria, dolores de cabeza, irritabilidad, dificultad para enfocar la mirada, somnolencia, dificultades de concentración, así que si queremos evitar sufrir alguna de estas consecuencias, lo mejor será mantenernos siempre hidratadas y no esperar a tener la boca seca para beber agua, porque esta sed en sí ya puede ser una señal de que nuestro organismo no está funcionando correctamente por deshidratación.

Respecto a la cantidad adecuada que debemos beber al día, se recomienda sea alrededor de dos litros, sin embargo, para definir la cantidad indicada para cada una se debe considerar tu peso, las actividades físicas que realizas y sobre todo que escuches a tu cuerpo para que siempre le des el agua que necesita.