65 DÍAS DESPUÉS...

©blamag

©blamag

Siempre me ha gustado hacer ejercicio, sin embargo, también siempre me ha sido más sencillo encontrar “peros” para no hacerlo; y así es como he llevado mi vida, por momentos completamente enfocada y fitness logrando mis metas, y por muchos otros eligiendo aquello que me hace sentir cómoda, donde el mínimo esfuerzo se siente bien y justificándome con mil y un pretextos. Podría decir que mi relación con el ejercicio suele ser intermitente, después de momentos de disciplina, cuando llegaba a encontrar resultados o a ver cambios importantes en mí, sentía que ya no era necesario seguir y todo se venía abajo, y así han pasado los años.

Justo por estas mismas fechas hace 4 años, te compartí un artículo llamado “Haz del ejercicio un hábito”, curiosamente hoy estoy nuevamente escribiendo acerca del ejercicio, quizás con el mismo punto de vista que antes, pero con una visión más amplia, con nuevas experiencias adquiridas, con más historias que contarte acerca de mi relación con el ejercicio.

Ahora, desde hace un par de meses, buscando aquellas cosas que disfrutaba hacer y que además me ayudaran a mantener distraída y despejada mi mente es que nuevamente le di una oportunidad al ejercicio. Todo inició así, como una fuga de mil pensamientos, de querer salir adelante y no andar depre, y además de retomar el enfoque en mí, de reencontrarme conmigo y convertirme en una mejor versión.

Así, de pronto un día decidí volver a inscribirme a yoga y además aprovechar el gimnasio que venía pagando desde meses atrás pero usando el mínimo, entonces desde aquel día he sido constante, ya sea tomar una clase de yoga, ir al gimnasio y hacer cardio y/o pesas, o incluso hacer ejercicio en mi casa, así han pasado 65 días y es como hoy puedo considerar que el ejercicio ya es parte de mí, incluso algunas veces durante el día solo espero el momento de ir a relajarme al gym, o los sábados donde puedo dedicar más tiempo para ejercitarme los agradezco y disfruto mucho, de alguna forma, en esta ocasión he sabido hacer un trato con el ejercicio, dejar de lado nuestra frágil relación que iba y venía, y ahora quererlo para siempre en mi vida. 


Ariannaejercicio, SERComment