YA LOS LEÍ, ¿Y TÚ?

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

Te comparto los libros que leí durante abril.


MUCHAS VIDAS, MUCHOS MAESTROS

Brian Weiss

¿Crees en la vida después de la muerte? ¿En las vidas pasadas? ¿En que quien eres hoy, tus retos, miedos y entorno está directamente vinculado con esas vidas pasadas? Este libro lo compré hace ya bastante tiempo, porque en Internet encontré una recomendación de él, y mencionaba que era un libro que te ayudaba a entender la muerte y a no tenerle miedo, me causó curiosidad y ahora ya lo he leído dos veces.

Es uno de esos libros que debes leer si estás abierta a lo nuevo, a lo desconocido y pocas veces dicho, hay que leerlo sin prejuicios y abriendo tu mirada a posibilidades distintas.

Si bien el tema puede ser complejo, porque habla de vidas pasadas descubiertas por un psiquiatra a través de la hipnosis de una paciente, el relato hace que sea muy sencillo de leer. Hay momentos donde lo narrado en lo personal me provocó analizar un poco de mí, o donde tuve que hacer alguna pausa para pensar un poco más acerca de lo que hablaba, sin duda me pareció un libro interesante, y si respondiste “si” a las primeras preguntas que te planteaba, te recomiendo leerlo. Si respondiste “no”, pero estás dispuesta a adentrarte en conocer esta perspectiva de la vida, léelo.


JUSTO A TIEMPO

Manoëlla Wilbaut & Faith Tlatli

Desde hace tiempo, me encuentro en un momento donde una de las frases que más repito en mi cabeza y a otros es “No tengo tiempo”, y de pronto, al visitar una librería se apareció este libro, y pensé “bingo, el libro indicado en el momento indicado”, ahora si todos mis problemas de falta de tiempo se resolverán.

Con esa expectativa de encontrar el “remedio mágico” para aprovechar mejor mi tiempo es que leí este libro, y debo compartirte que este libro no es de remedios mágicos; quizás por eso, en un principio se me hizo un poco pesada su lectura, sin embargo, en muchos momentos del libro me sentí completamente identificada en mi comportamiento en el trabajo y en mis proyectos personales, otros tanto me permitieron tomar nota de muchas recomendaciones, métodos y herramientas que me podrían ayudar y ser más eficiente en el aprovechamiento de mi tiempo.

Es así, que ahora que veo en retrospectiva mi lectura de este libro, la realidad es que si buscas un remedio mágico para “siempre tener tiempo” o “ser la persona más organizada”, no es tu opción, sin embargo, te recomiendo que no llegues a él buscando eso, sino abierta a nuevos aprendizajes que te ayuden a organizarte mejor, a saber cómo aprovecharlo, a analizar, planear y ejecutar mejor para ir siempre en la búsqueda de lograr tus objetivos.