YA LOS LEÍ, ¿Y TÚ?

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

©blamag ILUSTRACIÓN: ANEIKA PÉREZ

EL-PODER-DE-LAS-EMOCIONES.png

EL PODER DE LAS EMOCIONES

Víctor Figueroa Garciadiego

Las emociones, un tema con el que durante mi vida he tenido una relación amor-odio peculiar. Siempre me he considero intensa emocionalmente, llevo a todos lados y en todo momento un sinfín de emociones que de repente siento que me juegan a favor, y en ocasiones en contra, entonces, cuando leí la recomendación de este libro fue inmediato mi interés en comprarlo. Lo leí hace ya unos años, pero ahora lo volví a hacer porque es de esos libros que te conectan contigo misma, te ayudan a conocerte, entenderte y evolucionar.

Este es un paseo por nuestras emociones, primero para ello habrá que conocerlas, entender qué es y cómo se manifiestan, porque en ocasiones podemos incluso confundirlas, y también es una guía para saber cómo vivirlas, asumirlas y que nos permitan llevar una vida plena y feliz; así que si duda es uno de esos libros que te recomiendo leer.


LOS-CUATRO-ACUERDOS.png

LOS CUATRO ACUERDOS

Dr. Miguel Ruíz

Este popular libro si bien había escuchado mucho de él y propiamente de los cuatro acuerdos, no me había decidido antes a leerlo, hasta ahora que con mayor frecuencia resonaba en mi entorno y fue así que elegí comprarlo. 

Sabiduría tolteca comunicada de forma muy ligera, clara y sencilla por su autor, donde nos comparte ese entendimiento de que seremos felices si así nosotros lo decidimos, que nuestras palabras son poderosas y nos pueden llevar a ser libres, que debemos elegir usarlas para dar amor; que debemos seguir a nuestro corazón; que tomemos conciencia de nuestros actos; que cuando hacemos lo máximo que podemos, encontraremos aquello que buscamos; estas y muchas más lecciones son las que contiene este libro.


EL-PODER-DE-LA-INTENCION.png

EL PODER DE LA INTENCIÓN

Wayne W. Dyer

He encontrado en los libros que abordan esta temática respuestas al momento de mi vida actual, así que cuando lo vi, no lo pensé dos veces en comprarlo. Posteriormente cuando sentí que era el momento para leerlo, empecé a hacerlo y no, no era el momento, pues no entraban las palabras, no sé si fue el lugar donde comencé a leerlo (en un vuelo), que no podía enfocarme en lo que decía o que simplemente no era su momento, así que aunque durante ese viaje lo intenté leer un poco más, no lo logré y decidí dejarlo para después.

Como ya te he dicho antes, creo que los libros están ahí en el momento indicado, y así unos meses después al elegir qué libro leer lo vi ahí y decidí darle una nueva oportunidad. Hoy te puedo decir que lo considero uno de mis libros favoritos. Desde los primeros capítulos sentí que eran tantas las reflexiones y lecciones, que de pronto me preguntaba, ¿qué más podrá decir el autor que no haya dicho en lo que hasta ahora he leído?

Entender el concepto de intención que define el autor, sus caras, las formas de conectarnos e incluso los obstáculos que nos hacen desconectarnos de ella o no vivir nuestro día a día son de las enseñanzas de este libro, que con un lenguaje muy sencillo, claro, trasladando a ejemplos de la vida cotidiana nos hacen entender mucho de nosotras y a la vez querer conectarnos con la intención.